Mi vida con PCOS

31 Ene

Las mujeres que sufren esta enfermedad saben que no es una historia feliz en lo absoluto. cuando tenía 9 o 10 años empecé a ver que mi cuerpo tenía más vello corporal que el de otras niñas de mi edad y empecé a tener mi periodo antes que las demás, cuando lo comente con mi mamá ella simplemente dijo que era normal y que lo aceptara. Todos pensaran que los niños son adorables, pero la realidad es que pueden ser muy crueles y pueden hacer preguntas muy hirientes que a esa edad no estaba preparada para afrontar, incluso hoy en día preguntas como “por qué sos tan peluda? pareces chewbacca” por más broma que sean me duele muchísimo; enloquecí, tomé una rasuradora y quité todo el bello de mis piernas y mi abdómen; al terminar había herido mucho mi piel estaba cansada pero estaba feliz de al fin ser como las demás.

A medida que pasaban los años noté que tenía mucho vello en mi cara y mis compañeras de curso empezaron a reirse de mi y a ponerme apodos, a mirarme como si fuera un bicho raro y mi periodo dejó de llegar. Sinceramente no tuve una adolescencia facil sumando a eso mi acné y todas las características desagradables de esta enfermedad. Mi mamá me llevó al ginecologo y me diagnosticó sindrome de ovario poliquistico, yo la verdad no entendía un carajo de lo que ese man estaba diciendo, solo escuché cuando dijo esto es porque estás gorda, vamos a tener que darte terapia hormonal para que no te vuelvas un hombre; ese probablemente fue mi fin. Ese día llegué a mi casa y lloré todo el día, odiaba mi vida, odiaba tener esto, me odiaba a mi.

Empezaron a medicarme con anticonceptivos, hoy no he podido tomarlos sin sentirme como una mierda, no soporto el mareo, me pongo de muy mal humor y apenas puedo comer porque todo me sabe y me huele a mierda. Para mi de alguna manera eso era bueno porque como el medico dijo que todo se debía a mi gordura si dejaba de comer todo estaría bien; desarrolle un cuadro de anorexia y una depresión muy profunda, compre cera y depilé cada parte de mi cuerpo a excepción de mis cejas y mi cuero cabelludo.

Si alguna vez en tu vida te has depilado en casa sabes que no es fácil y además cada zona de la piel requiere un tipo de cera que sea más o menos delicada, al depilar mi cara mi piel quedó hecha trizas y tuve aún más acné del que tenía antes, deje varios moretones en mis piernas en los lugares donde me quedé literalmente sin la primera capa de la piel; más que cualquier cosa fue una tortura que en este momento sé que nunca debí haber sufrido solo para encajar.

Los años han pasado, no me siento segura con las personas cerca de mi y muy probablemente nunca tenga una relación estable por mi falta de autoestima, aún depilo mis piernas y es un trabajo arduo y doloroso, mi cabello se cae a puños y ruego a Dios todos los días que no me haga eso, pero él parece no escuchar;tengo miedo como nunca había tenido en mi vida de lo que podría pasarme, no se si un día me despierte con una gran calva en mi cabeza y peor aún como voy a reaccionar al ver eso, estoy asustada de tener sobrepeso, diabetes y problemas cardiacos; quiero tener hijos y ser feliz pero al parecer eso no es algo que la vida me tiene preparado. Estoy muy asustada😥

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: